Nuevas tendencias en cuanto a la Adopción en el Uruguay

Publicado en Familia

Analizamos el Proyecto de Ley aprobado en la Cámara de Senadores modificativo del Código de la Niñez y la Adolescencia en lo relativo a adopción.

Por Germán Rosas Barón
Doctor en Derecho y Ciencias Sociales

 

Sumario

I. Introducción. II. Requisitos exigidos para la adopción en el Uruguay. III. Etapa previa a la adopción. IV. Nuevo sistema de adopción. V. No existencia de desvinculación total con la familia de origen. VI. Requisitos para que proceda la adopción. VII. Registro. VIII. Efectos que produce la adopción plena. IX. Conclusiones

 

I. Introducción

Está aprobado en cámara de senadores un proyecto de ley modificativo del Código de la Niñez y la Adolescencia en cuanto a la adopción.

 

Actualidad de la Adopción

En nuestro país existen dos tipos de adopción: a) Adopción simple y b) Legitimación adoptiva

La adopción simple no constituye fuente de filiación entre adoptante y adoptado, es decir, éste último continúa perteneciendo a su familia de origen, teniendo respecto a ésta, todos sus derechos y deberes (pensión alimenticia, sucesorios, etc.). No así de su familia adoptante, de la cual no tendrá por ejemplo derecho a legítima en la sucesión (primer órden de llamamiento).

En cambio la Legitimación adoptiva constituye una fuente de filiación legítima, hay un rompimiento total y definitivo del vínculo con la familia de origen, con excepción del impedimento dirimente del matrimonio entre parientes en línea recta como ser Padres, Abuelos, hijos legítimos o naturales, o matrimonios entre hermanos legítimos o naturales.

 

II. Requisitos exigidos para la adopción en el Uruguay.

Requisitos exigidos hoy para la adopción simple:

Para el adoptante:

a) Ser mayor de 25 años de edad

b) Cualquier estado civil

c) Por lo menos 15 años más que el adoptado

 

En caso de estar casados:

Todos los requisitos anteriores y además deben haber cumplido un año de matrimonio y haber tenido el niño o adolescente a cargo por un lapso no inferior a un año.

 

En caso de nuevo cónyuge o concubino:

También pueden adoptar al hijo habido fuera del matrimonio reconocido del otro cónyuge o concubino.

 

Para ser adoptado:

a) ser 15 años de edad menor que el adoptante.

b) cualquier estado civil.

 

Requisitos para la Legitimación Adoptiva:

En este punto los requisitos son más estrictos ya que este tipo de adopción determina desvinculación definitiva del adoptado con su familia de origen.

 

Para ser adoptados:

Deben ser niños o adolescentes que reúnan alguna de estas condiciones:

Abandonados

Huérfanos de ambos padres

Pupilos del Estado

Hijos de padres desconocidos

Hijos reconocidos por uno sólo de los legitimantes

Hijo legítimo de uno de los legitimantes.

 

Para los adoptantes:

a) Si están casados deben tener más de 4 años de matrimonio

b) Viudo o viuda

c) Si están divorciados exigiéndose la conformidad de ambos esposos y siempre que la guarda o tenencia del menor haya comenzado antes del divorcio.

d) Mayores de 25 años de edad.

e) Deben tener 15 años más que el niño o adolescente.

f) Deben tener guarda o tenencia no inferior al año.

g) Deben existir justos motivos y conveniencia para el adoptado en que se realice la adopción.

 

Dado este pequeño panorama en cuanto a los requisitos actuales para los dos tipos de adopción en el Uruguay, pasamos al estudio del régimen propuesto por el proyecto de ley ya aprobado en Cámara de Senadores acerca de la adopción.

En cuanto a las adopciones estas serán todas plenas, en consecuencia, se sustituye los dos tipos de adopción, por un único régimen de adopción plena. El régimen de adopción plena constituye un régimen parecido al de la Legitimación Adoptiva que tenemos actualmente. Es decir, que si este proyecto se convierte en ley, va a modificar las disposiciones del Código de la Niñez y la Adolescencia (de ahora en más CNA) y a partir de esa modificación, todas las adopciones conferirán derechos a los adoptados como si hubieran nacido dentro de la familia adoptante.

 

III. Etapa previa a la adopción.

En cuanto a la tenencia de un niño, niña o adolescente puede pedirla cualquier persona interesada. Este es un requisito muy laxo, amplio, pero si se desea luego adoptar se deberá cumplir con una serie de requisitos que abordaremos más adelante.

El hecho de que sea cualquier persona determina que ésta puede tener cualquier estado civil, puede estar soltero, casado, en unión concubinaria, puede ser hombre o mujer.

 

IV. Nuevo sistema de adopción.

La modificación al CNA propuesta, establece pautas o “alternativas familiares” a menores, los cuales no se quiera tener más bajo el cuidado de sus progenitores. Los progenitores deberán comunicarlo tanto al Juez de Familia, como al INAU o al servicio hospitalario donde estén los menores. No se crea por la ley preferencia en cuanto a quien debe ser notificado previamente, esta notificación puede ser indistinta. Eso sí, recibida la comunicación por el INAU o el Centro Hospitalario, estos deben comunicárselo al Juez. A su vez si es el Juez que recibe la noticia, debe comunicárselo al INAU a fin de que éste tome para que tome las medidas de atención inmediata para luego pasarlo nuevamente al Juez quien en definitiva “dispondrá en forma urgente las medidas de protección que correspondan, solicitando informe psicológico y social respecto a las posibilidades de mantener al niño o niña en su familia de origen. En caso afirmativo, ordenará las medidas de apoyo familiar que se requieran para asegurar la permanencia de este vínculo filial” art. 3 del proyecto sustitutivo de los arts. 132 a 160 del CNA.

Podrá ser dispuesto por el Juez, la tenencia por otros integrantes de la familia del niño o adolescente, la tenencia por terceros antes mencionada, inserción en hogares de acogida, la integración a un hogar institucional o la inserción en una familia para su adopción que será seleccionada por los equipos del INAU. En cuanto a la participación del INAU no es novedad, ya en el sistema actual es muy fuerte, pero con la modificación se le da aun más participación en el proceso de adopción.

El Juez decidirá si el niño o adolescente está en condiciones de ser adoptado; luego se lo comunica al INAU quien deberá seleccionar la familia adoptiva. Esta es una facultad exclusiva del INAU, ya que se prohíbe expresamente la elección ya sea por el Juez u otra persona o autoridad.

Aquí se plantea una diferencia en la tenencia simple y la tenencia para adoptar, la tenencia simple de un menor puede conferirse a cualquier persona, en cambio la tenencia para adoptar debe ser a personas previamente elegidas por el INAU. Pero es el Juez quien autoriza al INAU a dar en tenencia con fines de adopción a un menor.

 

V. No existencia de desvinculación total con la familia de origen.

El proyecto establece una diferencia entre el régimen propuesto y el actual. En la actual legitimación adoptiva caduca todo vínculo jurídico con la familia biológica salvo los impedimentos antes mencionados. En la adopción plena propuesta, los vínculos con la familia de origen se preservan, si el “adoptado tuviere vínculos altamente significativos y favorables a su desarrollo integral, la adopción sólo podrá realizarse si los adoptantes se obligan al respeto y preservación de este vínculo”. Se dispone a su respecto un régimen de visitas con la familia de origen.

 

VI. Requisitos para que proceda la adopción:

De aquellos niños, niñas y adolescentes que por disposición judicial fueron entregados en tenencia para su adopción:

a) Se haya dispuesto la pérdida de patria potestad respecto de los progenitores que la tuvieran.

b) Haya transcurrido al menos un año de tenencia en la familia adoptante, en condiciones favorables a su desarrollo integral.

c) El niño, niña o adolescente haya prestado su consentimiento. Si no fuere capaz de hacerse entender de ninguna forma, prestará su consentimiento el defensor del mismo, que se le designará a tales efectos.

 

De los adoptantes

En cuanto a los legitimados para adoptar, el proyecto abre el abanico de posibilidades ya que a partir de configurada la modificación podrán adoptar:

a) Personas solteras hombres o mujeres

b) Cónyuges

c) Concubinos sean estas parejas heterosexuales u homosexuales.

d) Excónyuges o exconcubinos siempre que medie la conformidad de ambos y cuando la guarda o tenencia del niño, niña o adolescente hubiera comenzado durante el matrimonio o concubinato y se completara después de la disolución de éste.

e) Viudo o Viuda.

 

Requisitos temporales.

a) Que el o los adoptantes tengan al menos 25 años de edad,

b) 15 años más que el niño, niña o adolescente a adoptar. Por motivo fundado y expreso el Tribunal podrá otorgar la adopción aun cuando alguno de los adoptantes no alcanzaren la diferencia de edad con el adoptado o adoptada, reduciéndola hasta un límite que admita razonablemente que éste pueda ser hijo de los adoptantes.

c) Tratándose de cónyuges o concubinos, deben computar al menos cuatro años de vida en común.

 

VII. Registro

En cuanto al registro en la Dirección General del Registro de Estado Civil.

Reza el texto modificativo: “Si los adoptantes fueran de estado civil casados, se inscribirá como hijo habido dentro del matrimonio y se realizará también la anotación pertinente en la libreta de organización de la familia de modo idéntico a la de los hijos habidos dentro del matrimonio.

Si el o los adoptantes no fueran de estado civil casados, se inscribirá como hijo reconocido por los mismos.

Si el adoptante fuere de estado civil viudo o fuera ex-concubino de una persona fallecida a la fecha de la sentencia y la tenencia con fines de adopción hubiere sido conferida a ambos por la Sede Judicial, podrá ser inscripto como hijo de esa unión, siempre que resultare fehacientemente acreditado que tal fue la voluntad expresa de ésta antes de su disolución”.

 

VIII. Efectos que produce la adopción plena.

En cuanto a los efectos ya dijimos que los vínculos del adoptado con su familia de origen se sustituirán por los de filiación adoptivos con todos sus efectos, con excepción de los impedimentos dirimentes del art. 91 del Código Civil. Con diferencia del actual régimen en cuanto al vínculo regular que debe tener el adoptado con su familia de origen, este vínculo no es de filiación, sino que es afectivo y da derecho a la familia de origen únicamente a mantener visitas con el adoptado.

La adopción es irrevocable. Aunque se deja abierta la opción de la anulación de la adopción siempre que sea en interés superior del menor.

En cuanto al vínculo entre adoptado y adoptante, es un vínculo filiatorio constitutivo de derechos y deberes como si el primero hubiera nacido del o de los adoptantes.

 

IX. Conclusiones

1. Por la modificación propuesta por este proyecto al CNA podrán adoptar plenamente entre otros personas solteras, parejas unidas en matrimonio, y parejas heterosexuales u homosexuales en unión concubinaria. Esto último gran diferencia con el sistema anterior que sólo permitía que parejas unidas en matrimonio adoptaran legítimamente. Demostrando una vez más la crisis en la que ha caído el concepto de familia tradicional en el derecho nacional, siguiendo tendencias internacionales innovadoras en la materia.

2. Todas las adopciones serán plenas, eliminándose el instituto de la adopción simple, ya que se deroga a texto expreso el actual sistema.

3. En cuanto a los demás requisitos, y autoridades que intervienen en el proceso, se mantiene en la misma línea sin mucha variación.

4. El adoptado adquiere los mismos derechos y deberes como si hubiera nacido del o los adoptantes.

 

Setiembre 2008.

Artículos relacionados