Informe Sistema Nacional Integrado de Salud

Publicado en Salud

La presente ley en estudio trae aparejada una reforma sustancial en cuanto al sistema de salud actual.

 

INFORME ESPECIAL

SISTEMA NACIONAL INTEGRADO DE SALUD Ley Nº 18.211

Por Dr. Germán Rosas Barón
Doctor en Derecho y Ciencias Sociales
Universidad de la República Oriental del Uruguay

 

Sumario

1. Introducción 2. La protección de la salud como un derecho humano fundamental 3. ¿Quién está a cargo de implementar el sistema integrado de salud? 4. Principios rectores del SISTEMA NACIONAL INTEGRADO DE SALUD 5. Finalidad de la ley 6. Calidad del servicio 7. INTEGRACIÓN DEL SISTEMA NACIONAL INTEGRADO DE SALUD 8. JUNTA NACIONAL DE SALUD 9. RED DE ATENCIÓN EN SALUD 10. COBERTURA INTEGRAL DE SALUD 11. USUARIOS DEL SISTEMA NACIONAL INTEGRADO DE SALUD 12. FINANCIAMIENTO DEL SISTEMA NACIONAL INTEGRADO DE SALUD 13. Régimen de aportación al SNIS 14. ¿A qué da derecho el aporte a la SNIS? 15. Disposiciones transitorias.

 

1. Introducción.

La presente ley en estudio trae aparejada una reforma sustancial en cuanto al sistema de salud actual. Entre otras cosas reglamenta el derecho a la salud ya consagrado en la Constitución de la República. Es una ley de orden público así que no admite acuerdos por parte de los particulares que sean contrarios a la ley. Además está consagrada como de interés social.

Esta ley supone una reforma importante en lo referente al sistema actual de salud público y privado. Otorga beneficios a personas como hijos menores, pasivos y cónyuges de las personas que deben aportar al Sistema Nacional Integrado de Salud (en adelante SNIS).

Como lo expresa la exposición de motivos: “Dicha reforma parte del concepto de salud elaborado por los especialistas en Administración de Servicios de Salud, Doctores Hugo Villar y Roberto Capote, según el cual "la salud es una categoría biológica y social, en unidad dialéctica con la enfermedad, resultado de la interrelación armónica y dinámica entre el individuo y su medio, que se expresa en valores mensurables de normalidad física, psicológica y social, permite al individuo el cumplimiento de su rol social, está condicionada al modo de producción y a cada momento histórico del desarrollo de la sociedad y constituye un inestimable bien social".

 

2. La protección de la salud como un derecho humano fundamental.

Ya consagrado a nivel constitucional, la ley 18.211 vuelve a referirse a el ahora con un marco normativo determinado. En la exposición de motivos se hace referencia a esto que venimos diciendo: “La protección de la salud es un derecho humano fundamental por cuyo efectivo ejercicio el Estado debe responsabilizarse, creando condiciones para que toda la población residente en el país tenga acceso a servicios integrales de salud”.

 

3. ¿Quién está a cargo de implementar el sistema integrado de salud?

La ley señala como principal responsable con competencia que no puede delegar, al Ministerio de Salud Pública la implementación del Sistema Nacional Integrado de Salud.

Para el financiamiento del SNIS la ley 18.211 en su artículo 57 crea el Seguro Nacional de Salud, el que será financiado por el Fondo Nacional de Salud (FO.NA.SA) creado por el artículo 1º de la Ley Nº 18.131, de 18 de mayo de 2007, con cargo al cual se pagarán las cuotas salud que correspondan a los prestadores que integren el Sistema Nacional Integrado de Salud. Esto conforme al art. 265 inc. 1 de la ley 17.930 que establece “El Sistema Nacional Integrado de Salud será financiado por un Seguro Nacional de Salud, el que se creará por ley según lo dispuesto en el artículo 67 y en la disposición transitoria letra V)** de la Constitución de la República y contará con un Fondo Público Único y Obligatorio constituido por los aportes del Estado, aportes de las empresas públicas y privadas y el aporte universal de los hogares beneficiarios del Sistema Nacional Integrado de Salud”.

Al Ministerio de Salud Pública (MSP) le corresponde art. 5 ley 18.211 entre otras facultades las siguientes:

Elaborar políticas de organización y funcionamiento del SNIS, aprobación de normas relativas a la materia salud, y también su contralor.

Entre las políticas podemos distinguir algunas que hace el propio art. 5 a modo enunciativo: aprobar programas de prestaciones integrales de salud que deberán brindar a sus usuarios los prestadores públicos y privados que integre el SNIS, y la actualización de avances científicos y la realidad epidemiológica de la población.

Políticas de tecnología médica y de medicamentos.

Políticas de promoción de la salud que serán realizadas por los servicios públicos y privados.

Coordinar la investigación científica entre los organismos competentes y la adopción de medidas que contribuyan al mejoramiento de la calidad de vida de la población.

Entre las facultades que se le confieren al MSP encontramos la de contralor general de observancia del SNIS, entre estas atribuciones se encuentran: controlar la gestión sanitaria, contable y económico financiera de las entidades, en los términos de las disposiciones aplicables. Art. 5 lit. C

Registro y habilitación a los prestadores de servicios integrales de salud, que integren el SNIS, y a los prestadores parciales con quienes contraten. Además de la fiscalización de la articulación del Sistema por los prestadores de servicios integrales de salud Art. 5 lit. B y D.

 

4. Principios rectores del SISTEMA NACIONAL INTEGRADO DE SALUD.

Se encuentran regulados en su art. 3, los iremos desarrollando uno a uno:

A)

La promoción de la salud con énfasis en los factores determinantes del entorno y los estilos de vida de la población.

Este principio es de corte social, y se plantean una serie de políticas para llegar al mismo. Supone políticas de promoción de la salud adecuadas para la población, tiene en cuenta los distintos estilos de vida de los uruguayos.

B)

La intersectorialidad de las políticas de salud respecto del conjunto de las políticas encaminadas a mejorar la calidad de vida de la población.

Hace referencia a la interrelación entre el sector público y privado para el seguimiento de las políticas de salud.

C)

La cobertura universal, la accesibilidad y la sustentabilidad de los servicios de salud.

En este principio tenemos tres cosas distintas por un lado, el derecho a una cobertura universal, esto es, para toda la población, el derecho a la accesibilidad, es decir, al acceso que tiene que tener la población al SNIS, y a su sustentabilidad, es decir, a como se va a financiar y apoyar a estos servicios de salud.

D)

La equidad, continuidad y oportunidad de las prestaciones.

Como lo establece en la exposición de motivos se tiende a que todos los habitantes de la República tengan acceso en iguales condiciones y oportunidades a un sistema equitativo en cuanto al servicio que se les presta a los usuarios.

E)

La orientación preventiva, integral y de contenido humanista.

Mediante políticas de tecnología médica, de diagnóstico y tratamiento, y de actualización de avances científicos se pretende la orientación que debe llevar a los prestadores a una medicina preventiva, donde el usuario vea satisfechas sus necesidades de modo integral, entre otras cosas se propone la complementación entre prestadores parciales para dar un servicio integral, con un contenido fundamentalmente humanista.

En tal sentido, la Ley impone a las entidades públicas y privadas que lo integren la aplicación de programas de prestaciones integrales equivalentes que garanticen una atención igualitaria con independencia de los recursos económicos de los usuarios. (Exposición de motivos).

F)

La calidad integral de la atención que, de acuerdo a normas técnicas y protocolos de actuación, respete los principios de la bioética y los derechos humanos de los usuarios.

Supone la aplicación de criterios únicos de actuación que respeten tanto los principios de la bioética, y de los derechos humanos de los usuarios.

G)

El respeto al derecho de los usuarios a la decisión informada sobre su situación de salud.

Respecto a los derechos que mencionaba el numeral anterior, tenemos uno establecido a texto expreso, el respeto al derecho de los usuarios a la decisión informada sobre su situación de salud. Es decir, el derecho al acceso por el usuario a la información y el derecho a que se tomen decisiones informando a este sobre su situación de salud.

H)

La elección informada de prestadores de servicios de salud por parte de los usuarios.

Cada persona que tiene derecho a elegir el prestador de servicios de salud, ésta deberá estar debidamente informada, entre otras cosas de los servicios que se le van a prestar, y quiénes van a ser los prestadores de esos servicios.

I)

La participación social de trabajadores y usuarios.

La claridad del principio exime de comentarios, sólo mencionar que estamos en presencia de una ley de corte social.

J)

La solidaridad en el financiamiento general.

Se establece la solidaridad del financiamiento, esto supone como bien se expresa en la exposición de motivos que: se basa en la justicia distributiva y se realizará mediante la creación de un Seguro Nacional de Salud que contará con un fondo al que contribuirán tanto el Estado como las empresas privadas en forma proporcional al personal a su cargo, los trabajadores, los pasivos y quienes perciban rentas, de acuerdo a sus ingresos, además de las partidas presupuestales y extrapresupuestales que se le asignen.

K)

La eficacia y eficiencia en términos económicos y sociales.

Otro principio que exime de comentarios, se pretende la eficaz y eficiente gestión del SNIS tanto a nivel económico como social.

L)

La sustentabilidad en la asignación de recursos para la atención integral de la salud.

Esto hace referencia a la especial atención que se tiene que hacer, en cuanto, a las partidas presupuestales y extrapresupuestales por parte del Estado.

 

5. Finalidad de la ley.

La ley reza en su art. 2 inc. 2 que “Dicho sistema asegurará el acceso a servicios integrales de salud a todos los habitantes residentes en el país”.

Su objetivo fundamental es asegurar el acceso universal a servicios integrales de salud, orientados por principios de equidad, continuidad, oportunidad, calidad según normas, interdisciplinariedad y trabajo en equipo, centralización normativa y descentralización en la ejecución, eficiencia social y económica, atención humanitaria, gestión democrática, participación social y derecho del usuario a la decisión informada sobre su situación. Art. 4 ley 18.211.

 

6. Calidad del servicio

Para asegurar la calidad del servicio la ley establece una serie de medidas en los arts. 6 a 10 de la ley 18.211. Entre otras cosas se crea un registro obligatorio de recursos de tecnología de diagnóstico y terapéutica de alto porte de los servicios de salud. Esto supone la obligatoriedad de los prestadores de servicios de declarar todas las tecnologías de diagnóstico y terapéutica de alto porte con las que cuenten, además se prevé que todo nuevo ingreso de ésta tecnología al país deberá ser aprobada por el MSP.

La aprobación por parte del MSP de un formulario terapéutico único de medicamentos que contemple los niveles de atención médica y establecerá la obligatoriedad de su prescripción por denominación común internacional según sus principios activos; racionalizará y optimizará los procesos de registro de medicamentos y fortalecerá las actividades de inspección y fiscalización de empresas farmacéuticas y la fármaco vigilancia. Se hace también referencia a esto en la exposición de motivos. “La política de medicamentos tiene por objeto asegurar la accesibilidad, calidad y racionalización del uso de este recurso terapéutico, abatiendo costos y potenciando la producción nacional.

 

7. INTEGRACIÓN DEL SISTEMA NACIONAL INTEGRADO DE SALUD.

Integran dicho Sistema las instituciones mencionadas en el art. 11 de la ley 18.211: a) Los servicios de salud a cargo de personas jurídicas públicas, estatales y no estatales.

b) Las entidades a que refiere el artículo 265 de la Ley Nº 17.930, de 19 de diciembre de 2005. Que hace referencia al art. que enumera a las Instituciones de Asistencia Médica Colectiva previstas en el art. 6 de la Ley 15.181 de 21 de agosto de 1981 y sus modificativas; a Instituciones de Asistencia Médica Privada Particular sin fines de lucro y a seguros integrales que, aunque hayan sido creados con la forma de sociedades comerciales al amparo de la Ley 16.060, estén funcionando regularmente. Por consiguiente quedan excluidas del Sistema las empresas con fines de lucro.

Las entidades que integren el Sistema Nacional Integrado de Salud no podrán realizar afiliaciones de carácter vitalicio, sin perjuicio de respetar los derechos adquiridos al amparo de normativas anteriores a la presente ley. En estos casos, las prestaciones que supongan no darán derecho a la entidad al cobro de cuotas salud. Art. 18 Ley 18.211.

En cuanto a las entidades de atención a la salud privadas que no se incorporen al Sistema Nacional Integrado de Salud éstas podrán seguir prestando servicios a sus usuarios mediante el régimen de libre contratación, siempre que hayan sido habilitadas a tal efecto por el Ministerio de Salud Pública y se sujeten a su control en lo sanitario. Art. 21 Ley 18.211.

Los seguros integrales a que refiere el artículo 265 de la Ley Nº 17.930, de 19 de diciembre de 2005, podrán seguir prestando servicios a sus usuarios mediante el régimen de libre contratación, siempre que hayan sido habilitados por el Ministerio de Salud Pública y se sujeten a su control en lo sanitario. Art. 22 ley 18.211. Dichos seguros integrales verterán al Fondo Nacional de Salud el 6% (seis por ciento) de los ingresos recibidos del propio Fondo por concepto de costos de administración el que se destinará al financiamiento del Seguro Nacional de Salud.

 

8. JUNTA NACIONAL DE SALUD.

Por la ley en estudio se crea la JUNTA NACIONAL DE SALUD, organismo desconcentrado dependiente del Ministerio de Salud Pública cuyos cometidos fundamentales son otorgados por dicha ley. Como principales cometidos tiene: 1) Administrar el Seguro Nacional de Salud, 2) Velar por la observancia de los principios rectores y objetivos del Sistema Nacional Integrado de Salud.

 

Integración. Los integrantes del directorio tienen carácter honorario, la Junta se integra de la siguiente manera:

 

A)

Dos miembros representantes del Ministerio de Salud Pública, uno de los cuales la presidirá.

B)

Un miembro representante del Ministerio de Economía y Finanzas.

C)

Un miembro representante del Banco de Previsión Social.

D)

Un miembro representante de los prestadores que integren el Sistema Nacional Integrado de Salud.

E)

Un miembro representante de los trabajadores de los prestadores que integren el Sistema Nacional Integrado de Salud.

F)

Un miembro representante de los usuarios del Sistema Nacional Integrado de Salud.

En todos los casos, por cada titular se designará un alterno.

 

9. RED DE ATENCIÓN EN SALUD

El SNIS se organiza por diferentes niveles de atención art. 34 Ley 18.211 a saber:

El primer nivel está constituido por una serie de actividades dirigidas a la persona, la familia, la comunidad y el medio ambiente, tendiente a satisfacer con adecuada resolutividad las necesidades básicas de salud y el mejoramiento de la calidad de vida, desarrolladas con la participación del núcleo humano involucrado y en contacto directo con su hábitat natural y social.

El segundo nivel se constituye por el conjunto de actividades para la atención integral de carácter clínico, quirúrgico u obstétrico, en régimen de hospitalización de breve o mediana estancia, hospitalización de día o de carácter crónico. Está orientado a satisfacer necesidades de baja, mediana o alta complejidad con recursos humanos, tecnológicos e infraestructura de diversos niveles de complejidad. En él se asientan la cobertura más frecuente de las atenciones de emergencia. Art. 37 ley 18.211.

El tercer nivel está destinado a la atención de patologías que demanden tecnología diagnóstica y de tratamiento de alta especialización. Los recursos humanos, tecnológicos e infraestructura estarán adecuados a esas necesidades. Art. 38 Ley 18.211.

Todo esto tiende como dice la exposición de motivos a: “Las posibilidades de relacionamiento entre prestadores son amplias: desde redes de intercambio hasta relaciones comerciales basadas en mecanismos transparentes de compraventa de servicios, con una política de precios no abusivos y pagos previsibles que se cumplan efectivamente”.

 

10. COBERTURA INTEGRAL DE SALUD.

La cobertura integral de salud supone la implementación por parte de los prestadores de servicio de salud los programas integrales de prestación aprobados por el Ministerio de Salud Pública.

Los contenidos de dichos programas serán de: actividades de promoción y protección de salud dirigidas a las personas; diagnóstico precoz y tratamiento adecuado y oportuno de los problemas de salud-enfermedad detectados; acciones de recuperación, rehabilitación y cuidados paliativos, según corresponda; y acceso a medicamentos y recursos tecnológicos suficientes.

Según el art. 46 de la Ley 18.211 Las entidades que integren el Sistema Nacional Integrado de Salud deberán ofrecer a su población usuaria prestaciones de emergencia médica incluidas en los programas integrales que apruebe el Ministerio de Salud Pública. En cuanto a los servicios de emergencia móvil siguen brindado los mismos servicios de cobertura de salud, igualmente los afiliados a estos servicios deben optar afiliarse a una IAMC (Institución de Asistencia Médica Colectiva) o a ASSE.

Los usuarios que tienen cobertura de salud por un seguro convencional no integran en principio el SNIS.

Las prestaciones extras que se den a los usuarios deberán ser convenidas entre usuarios y prestadores quedando circunscriptas al ámbito de la libre contratación. Art. 47 Ley 18.211.

Las prestaciones económicas correspondientes a enfermedad, maternidad, accidentes de trabajo y otras contingencias relacionadas con la salud, continuarán siendo brindadas por los organismos públicos y las entidades privadas competentes. Art. 48 Ley 18.211.

 

Los prestadores que integren el Sistema Nacional Integrado de Salud no podrán rechazar a ningún usuario amparado por el Seguro Nacional de Salud ni limitarle las prestaciones incluidas en los programas integrales de salud aprobados por el Ministerio de Salud Pública. Art. 58 Ley 18.211.

 

11. USUARIOS DEL SISTEMA NACIONAL INTEGRADO DE SALUD.

El art. 49 de la Ley 18.211 define a los Usuarios del SNIS, como “todas las personas residan en el territorio nacional y se registren en forma espontánea o a solicitud de la Junta Nacional de Salud, en una de las entidades prestadoras de servicios de salud que lo integren”.

La referencia a todas las personas residentes en el territorio nacional supone que los usuarios acceden al sistema sin ningún tipo de discriminación y con acceso a prestaciones de calidad homogénea.

La elección del prestador es libre, entre IAMC o ASSE. Esto está sujeto a una posible modificación reglamentaria. No se permite la doble cobertura por prestadores del SNIS.

También se establece por medio de esta ley una innovación en cuanto a los jubilados los que a partir de la vigencia de la ley tienen derecho a integrar el SNIS, con las particularidades que se desarrollarán más adelante.

 

11. 1 Quienes están incluidos

Quedarán incorporados en el nuevo sistema a partir del 1º/1/2008:

a-  Los comprendidos  en lo dispuesto en el artículo 2 de la Ley Nº 18.131. Estos son: Los afiliados pasivos jubilados como trabajadores dependientes en actividades amparadas en el Banco de Previsión Social; Los funcionarios de la Administración Central, del Tribunal de Cuentas, de la Corte Electoral, del Tribunal de lo Contencioso Administrativo y del Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay; Las cuidadoras del Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay; Los contratados a término. Exceptuase del presente régimen a los funcionarios de los Incisos 03 "Ministerio de Defensa Nacional", 04 "Ministerio del Interior" y 12 "Ministerio de Salud Pública", que tuvieran derecho a otras coberturas, los que continuarán manteniendo los regímenes especiales de asistencia médica de cada Inciso. El presente régimen no será aplicable tampoco a becarios y pasantes.

b- Los trabajadores de los restantes organismos públicos, excepto OSE, banca oficial y bancos privados, salvo en el caso de estos últimos, que la institución bancaria tenga un seguro de salud convencional.

c- Los trabajadores dependientes y no dependientes incorporados al Seguro Nacional de Salud que se acojan al beneficio de la jubilación a partir del 1°/1/2008. (Art. 62).

d- Los hijos menores de 18 años  o mayores de esa edad con discapacidad, a cargo de los trabajadores o jubilados incorporados al Seguro Nacional de Salud en las condiciones de los literales precedentes.

e- Quienes se hayan jubilado como dependientes con anterioridad al 1°/1/2008 por actividades amparadas por el Banco de Previsión Social y su jubilación, incluyendo la prima por edad, no supere el tope de $ 4.429,95 a partir del 1°/1/2008.

f- Quienes se hayan jubilado como no dependientes con anterioridad al 1°/1/2008 por actividades amparadas por el Banco de Previsión Social, con haber jubilatorio y promedio de ingreso para los integrantes de su núcleo familiar, menor a 2.5 BPC - $ 4.090. (Art. 63).

Quienes no se encuentran amparados por el FONASA al 1°/1/2008 y pasan a estar incluidos en el SNIS a partir de dicha fecha, se incorporarán en  los primeros meses del año, inmediatamente que los organismos respectivos remitan la información correspondiente en la forma solicitada por el BPS.

 

11.2 Derechos de los usuarios.

La enumeración que se realiza por parte del art. 51 de la Ley 18.211, no es taxativa, se pueden señalar entre los principales derechos que tiene el usuario algunos de corte humanista, como ser, el respeto que se tiene que tener del usuario en cuanto a su personalidad, dignidad humana e intimidad; a recibir igualdad de condiciones, a una información completa y actualizada de los servicios, como de la situación económica y financiera de la entidad a la que se afilia. A la confidencialidad en cuanto su proceso y estancia en la entidad de salud respecto a terceras personas.

Transcribimos el art. 51 de la ley 18.211 por su claridad nos exime de mayores comentarios:

A)

A recibir información completa y actualizada sobre los servicios a que pueden acceder y sobre los requisitos para hacer uso de los mismos.

B)

A recibir, en igualdad de condiciones, las prestaciones incluidas en los programas integrales a que refiere el artículo 45 de la presente ley.

C)

Al respeto a su personalidad, dignidad humana e intimidad.

D)

A la confidencialidad de toda la información relacionada con su proceso y con su estancia en las entidades que presten servicio de salud, sin perjuicio del requerimiento fundado de la Junta Nacional de Salud, del Ministerio de Salud Pública y del Fondo Nacional de Recursos cuando se trate de actos médicos financiados por el mismo, siempre conservándose la condición de confidencialidad respecto a terceras personas.

E)

A conocer los resultados asistenciales y económico-financieros de la entidad.

F)

A recibir información sobre las políticas de salud y los programas de atención integral que se implementen en el Sistema Nacional Integrado de Salud.

G)

Los demás que establezca la reglamentación y otras disposiciones aplicables.

Además los usuarios podrán integrar los órganos a los que hace referencia el art. 12 de la Ley 18.211, estos órganos son: órganos asesores y consultivos de entidades públicas o privadas representativos de trabajadores y usuarios; que además tienen carácter preceptivo.

 

11. 3 Obligaciones de los usuarios.

Tampoco es taxativa la enumeración de las obligaciones de los usuarios que se establecen en la ley, dichas obligaciones pueden ser ampliadas por otras disposiciones legales y reglamentarias. Según el art. 52 son obligaciones de los usuarios las siguientes:

A)

Responsabilizarse del uso adecuado de las prestaciones a que tienen derecho.

B)

Dar cumplimiento a las formalidades que se requieran para acceder a los servicios de salud.

C)

Respetar los estatutos de las entidades prestadoras de servicios.

D)

Cumplir con las disposiciones de naturaleza sanitaria de observancia general y con las específicas que determinen las entidades prestadoras cuando estén utilizando sus servicios.

E)

Cuidar las instalaciones y colaborar en el mantenimiento de la habitabilidad de las mismas.

F)

Las demás que establezca la reglamentación y otras disposiciones aplicables.

 

11. 4 Algunas consideraciones prácticas en cuanto a los usuarios.

En cuanto a los funcionarios públicos:

¿Debe el trabajador público que tiene una afiliación al SNIS por una actividad privada aportar por las dos actividades?

La respuesta es sí, ya que la ley prevé que se aporte por cada una de las actividades del trabajador. Esta a su vez genera derechos y obligaciones ya mencionadas.

¿Los funcionarios públicos de un organismo que integra el FO.NA.SA. tienen derecho al sistema?

Sí, efectivamente tiene derecho a integrar el sistema, el resto de los funcionarios de organismos que no integran el FO.NA.SA. seguirán recibiendo cobertura de sus organismos de origen, hasta que reglamentariamente cambie su situación.

¿Debe el funcionario público que recibe cobertura por su Organismo público aportar al SNIS?

En principio sí deberá aportar para el fondo de Salud, teniendo los beneficios que se establecen en la ley. El organismo público al cual pertenece deberá controlar la doble cobertura y resolver en cuanto a dicha situación.

 

En cuanto a los trabajadores privados:

¿Todos los trabajadores privados integran el SNIS?

No, sólo los que superan las 13 jornadas y 1.25 BPC al mes, salvo que el empleador pague el complemento, entonces sí pasarán a tener derecho al SNIS.

Trabajadores con multiempleo.

Los trabajadores que no tengan hijos a su cargo deben presentar la Declaración jurada a cada uno de sus empleadores, teniendo que aportar 4,5% o 3% según sean sus retribuciones.

¿Qué pasa con los trabajadores públicos o privados o jubilados que ya son socios vitalicios?

A los socios vitalicios que no tienen hijos a su cargo no se les descontará para el SNIS, a los que sí tienen hijos a su cargo se les descontará el 3% de sus ingresos.

 

En cuanto a los jubilados:

¿Los jubilados tienen derecho al SNIS?

Las personas jubiladas con anterioridad a la vigencia de la ley 18.211 tienen derecho al SNIS, y deberán aportar de la siguiente manera:

Los jubilados por actividad como dependiente: Mantienen el derecho los que perciben menos de $ 4.459.60 (valor a Diciembre/2007).  Aportan un 3%.

Los jubilados por actividad como no dependiente: Acceden al derecho a partir del 01/01/08 si el cese es anterior a esa fecha y si la suma de sus jubilaciones es inferior a 2.5 BPC  e integran hogares cuyo promedio de ingresos es inferior a 2.5 BPC ($ 4.090).  Aportan un 3%.

Todos los trabajadores (dependientes o no dependientes) que siendo usuarios del Sistema Nacional Integrado de Salud, SE JUBILEN A PARTIR DEL 01/01/08, accederán al derecho de integrar el sistema, independientemente del monto de sus jubilaciones.

Éstos mantendrán el derecho a la afiliación de los hijos a cargo menores de 18 años o mayores de esa edad con discapacidad, propios o de su cónyuge o concubino.

Si no fueran usuarios del SNIS, podrán tener derecho siempre que se cumpla con lo dicho para los jubilados con anterioridad a la vigencia de la ley.

 

12. FINANCIAMIENTO DEL SISTEMA NACIONAL INTEGRADO DE SALUD.

El SNIS se financia mediante las prestaciones deben brindar obligatoriamente a los usuarios incorporados al Seguro Nacional de Salud los prestadores públicos y privados que integren el Sistema Nacional Integrado de Salud. Art. 55 Ley 18.211. El Seguro Nacional de Salud es financiado por el Fondo Nacional de Salud (creado por el Art. 1° de la Ley Nº 18.131) con cargo al cual se pagarán las cuotas de salud que correspondan a los prestadores que integren el SNIS. Art. 57 Ley 18.211.

La cuota salud, cuyo valor será igual para prestadores públicos y privados, será fijada por el Poder Ejecutivo, con intervención del Ministerio de Economía y Finanzas y del Ministerio de Salud Pública, oyendo a la Junta Nacional de Salud. Dicha cuota tendrá en cuenta costos diferenciales según grupos poblacionales determinados y cumplimiento de metas asistenciales.

Se faculta al BPS a: recepcionar los aportes al SNIS y efectivizar el pago de cuota salud a los prestadores, de conformidad con las órdenes de pago que emita la Junta Nacional de Salud.

En el ejercicio de los cometidos de administración tributaria a que refiere el inciso segundo, el Banco de Previsión Social actuará como sujeto activo de las contribuciones especiales de seguridad social que constituyen los recursos del Fondo conforme lo dispuesto por el artículo 60 de la presente ley.

En dicha calidad estará plenamente facultado para el cumplimiento integral de los procesos y procedimientos sustanciales implicados en la gestión tributaria de tales aportes incluyendo recaudación, fiscalización, determinación tributaria, agotamiento de la vía administrativa, defensa contencioso anulatoria y gestión coactiva. Art. 57 Ley 18.211.

 

Además serán recursos del SNIS lo establecido por:

Artículo 60.- Serán recursos del Fondo Nacional de Salud el ciento por ciento de los provenientes de:

 

A)

Aportes obligatorios de trabajadores y empresas del sector privado.

B)

Aportes obligatorios de los trabajadores del sector público incorporados al Seguro Nacional de Salud.

C)

Aportes del Estado y de las personas públicas no estatales sobre la masa salarial que abonen a sus dependientes incorporados al Seguro Nacional de Salud.

D)

Aportes obligatorios de pasivos.

E)

Aportes obligatorios de personas físicas que no queden incluidas en los literales anteriores.

F)

El porcentaje previsto en el artículo 22 de la presente ley.

G)

Otros que pudieran corresponderle por aplicación de disposiciones legales o reglamentarias.

H)

Las rentas generadas por sus activos, de acuerdo a lo que establezca la reglamentación.

Autorízase al Poder Ejecutivo en acuerdo con el Ministerio de Economía y Finanzas a atender las insuficiencias financieras del Fondo Nacional de Salud debidamente justificadas.

 

13. RÉGIMEN DE APORTACIÓN AL SNIS.

El art. 61 establece las bases del aporte de los diferentes actores que integran el SNIS:

El Estado, las personas públicas no estatales y las empresas privadas. Estos aportarán al FO.NA.SA un 5% (cinco por ciento) del total de las retribuciones sujetas a montepío que paguen a sus trabajadores amparados por el Seguro Nacional de Salud y los complementos de cuota salud que correspondan por aplicación del artículo 337 y siguientes de la Ley Nº 16.320,[i] de 1º de noviembre de 1992, y sus modificativas, manteniéndose -a los efectos de este artículo- las exoneraciones previstas en los literales A) y B) del artículo 90 de la Ley Nº 18.083, de 27 de diciembre de 2006.[ii]

Las empresas rurales comprendidas en la Ley Nº 15.852, de 24 de diciembre de 1986, seguirán aportando en base a la superficie explotada en un todo de acuerdo a dicha norma.

Los patronos y empresas unipersonales rurales mantendrán el régimen de aportaciones previsto en las Leyes Nº 16.320, de 1º de noviembre de 1992, y Nº 16.883, de 10 de noviembre de 1997. Los titulares de empresas unipersonales rurales y sus cónyuges, beneficiarios con opción mutual, con hasta 500há, tributarán el 60% o el 45 % del valor de una cuota mutual, según tengan o no hijos a cargo respectivamente.

Los empresarios unipersonales rurales y los empresarios unipersonales monotributistas mantendrán el carácter opcional de su afiliación al Seguro de Salud, conforme con las disposiciones legales vigentes (Ley Nº 16.883, de 10 de noviembre de 1997, y Ley Nº 18.083, de 27 de diciembre de 2006).

Los trabajadores públicos y privados aportarán un porcentaje de sus retribuciones dentro de las que se computarán los aportes ya previstos en el Decreto-Ley Nº 14.407, de 22 de julio de 1975, y en la Ley Nº 18.131, de 18 de mayo de 2007, de acuerdo al siguiente detalle:

 

A)

6% (seis por ciento) si las retribuciones superan 2,5 BPC (dos con cinco bases de prestaciones y contribuciones) mensuales y tienen a cargo hijos menores de 18 años o mayores de esa edad con discapacidad, incluyendo a los del cónyuge o del concubino.

B)

4,5% (cuatro con cinco por ciento) si las retribuciones superan 2,5 BPC (dos con cinco bases de prestaciones y contribuciones) mensuales y no tienen a cargo hijos menores de 18 años ni mayores de esa edad con discapacidad, incluyendo a los del cónyuge o del concubino.

C)

3% (tres por ciento) si las retribuciones no superan 2,5 BPC (dos con cinco bases de prestaciones y contribuciones) mensuales, con independencia de que tengan o no a cargo hijos menores de 18 años o mayores de esa edad con discapacidad, incluyendo a los del cónyuge o del concubino.

Para el caso de los trabajadores públicos y otros dependientes del Estado, incorporados al Seguro Nacional de Salud por aplicación del artículo 2º de la Ley Nº 18.131, de 18 de mayo de 2007, regirá lo dispuesto por el artículo 4º de la misma ley, debiendo aportar un porcentaje adicional de sus retribuciones cuando sus ingresos superen 2,5 BPC (dos con cinco bases de prestaciones y contribuciones) mensuales, de acuerdo al siguiente detalle:

A)

3% (tres por ciento) si tienen a cargo hijos menores de 18 años o mayores de esa edad con discapacidad, incluyendo los del cónyuge o del concubino.

B)

1,5% (uno con cinco por ciento) si no tienen a cargo hijos menores de 18 años ni mayores de esa edad con discapacidad, incluyendo los del cónyuge o del concubino.

No se considerará hijo a cargo, a los efectos de esta ley, cuando el menor de 18 años o mayor de esa edad con discapacidad genere por sí mismo el derecho a integrarse como trabajador al Seguro Nacional de Salud.

Jubilados. Los trabajadores dependientes y no dependientes incorporados al Seguro Nacional de Salud que se acojan al beneficio de la jubilación, continuarán amparados por el mismo y realizando los aportes sobre el total de haberes jubilatorios por los cuales se jubila, determinados en los artículos 61 y 66 de la Ley 18.211, según corresponda a la estructura de su núcleo familiar.

Las personas jubiladas con anterioridad a la vigencia de la ley 18.211 tienen derecho al SNIS, y deberán aportar de la siguiente manera:

Los jubilados por actividad como dependiente: Mantienen el derecho los que perciben menos de $ 4.459.60 (valor a Diciembre/2007).  Aportan un 3%.

Los jubilados por actividad como no dependiente: Acceden al derecho a partir del 01/01/08 si el cese es anterior a esa fecha y si la suma de sus jubilaciones es inferior a 2.5 BPC  e integran hogares cuyo promedio de ingresos es inferior a 2.5 BPC ($ 4.090).  Aportan un 3%.

Todos los trabajadores (dependientes o no dependientes) que siendo usuarios del Sistema Nacional Integrado de Salud, SE JUBILEN A PARTIR DEL 01/01/08, accederán al derecho de integrar el sistema, independientemente del monto de sus jubilaciones.

Éstos mantendrán el derecho a la afiliación de los hijos a cargo menores de 18 años o mayores de esa edad con discapacidad, propios o de su cónyuge o concubino.

Si no fueran usuarios del SNIS, podrán tener derecho siempre que se cumpla con lo dicho para los jubilados con anterioridad a la vigencia de la ley.

Quienes obtengan ingresos originados en la prestación de servicios personales fuera de la relación de dependencia, realizarán los aportes al Fondo Nacional de Salud aplicando la tasa que corresponda a la diferencia entre el total de los ingresos originados en dichos servicios y el porcentaje a que refiere el artículo 34 del Título 7 del Texto Ordenado 1996.

En caso de que los ingresos a que refiere el inciso anterior hayan quedado incluidos en el Impuesto a las Rentas de las Actividades Económicas, las referidas alícuotas se calcularán sobre la base imponible de dicho tributo.

Lo dispuesto precedentemente se aplicará de acuerdo a lo establecido en los artículos 61 y 66 de la presente ley; a los aportes resultantes se le adicionarán los complementos de cuota salud que correspondan por aplicación del artículo 338 de la Ley Nº 16.320, de 1º de noviembre de 1992.

La obligación de aportar, así como la incorporación de los respectivos usuarios al Seguro Nacional de Salud cuando no fueren beneficiarios del mismo, regirá a partir del 1º de enero de 2011 y se realizará en la forma que determine la reglamentación. Art. 70 Ley 18.211.

Los propietarios de empresas unipersonales con actividades comprendidas en el Decreto-Ley Nº 14.407[iii], de 22 de julio de 1975, que no tengan más de un trabajador subordinado y estén al día con sus aportes al sistema de la seguridad social, realizarán solamente los aportes personales y patronales al Fondo Nacional de Salud, aplicando las tasas establecidas en los artículos 61 y 66 de la presente ley, sobre un ficto de 6,5 BPC (seis con cinco bases de prestaciones y contribuciones). Art. 71 Ley 18.211.

Para el caso de los propietarios de empresas unipersonales referidos en el inciso anterior, que presten solamente servicios personales fuera de la relación de dependencia, el régimen establecido en el presente artículo regirá hasta el 31 de diciembre de 2010. A partir del 1º de enero de 2011 pasarán a regirse por lo dispuesto en el artículo 70 Ley 18.211.

 

14. ¿A qué da derecho el aporte a la SNIS?

Los respectivos aportes dan derecho a los hijos menores de 18 años o mayores de esa edad con discapacidad, incluyendo los del cónyuge o del concubino a cargo de los usuarios amparados por el Seguro Nacional de Salud, a recibir atención integral en salud a través de los prestadores que integren el Sistema Nacional Integrado de Salud.

¿Que se entiende por hijo a cargo? Se consideran hijos a cargo aquellos sobre los que se ejerce la Patria Potestad. En caso de fallecimiento de los padres, ejercerán los derechos quien tenga la guarda del menor, debiendo configurar en todos los casos la calidad de beneficiario del sistema.

Los padres elegirán para sus hijos el prestador público o privado que estimen conveniente, en acuerdo con el artículo 50 de la Ley 18.211 e independientemente de aquél al que ellos estén incorporados. En caso de fallecimiento de los progenitores o de disolución de la pareja parental por separación o divorcio, realizará la elección de la entidad quien, teniendo la condición de trabajador o pasivo amparado por el Seguro Nacional de Salud, tenga la guarda. Para los que estén sujetos a tutela o curatela, los tutores o curadores que tengan la condición de trabajadores o pasivos amparados por el Seguro Nacional de Salud elegirán la entidad atendiendo a las necesidades particulares de los mismos.

¿Qué pasa cuando una persona deja de configurar los requisitos para tener derecho al SNIS? La respuesta la da el art. 62 Ley 18.211, podrá optar por seguir en la institución a la que se afilió pagando directamente el servicio integral de salud, no pudiendo ser rechazados por el prestador del servicio.

A su vez tendrán también derecho a ser incorporados al Seguro de Salud los cónyuges o concubinos que estén a cargo de un beneficiario del SNIS, para lo cual el trabajador público o privado amparado deberá aportar un 2% adicional para que su cónyuge o concubino tenga derecho a la atención integral.

La incorporación de cónyuges y concubinos y el inicio del aporte previsto en el inciso precedente se realizarán teniendo en cuenta el número de hijos menores a cargo, de acuerdo al siguiente cronograma:

Antes del 31 de diciembre de 2010: cónyuge o concubino del aportante con 3 o más hijos menores de 18 años a cargo.

Antes del 31 de diciembre de 2011: cónyuge o concubino del aportante con 2 hijos menores de 18 años a cargo.

Antes del 31 de diciembre de 2012: cónyuge o concubino del aportante con 1 hijo menor de 18 años a cargo.

Antes del 31 de diciembre de 2013: cónyuge o concubino del aportante sin hijos menores de 18 años a cargo.

 

15. Disposiciones transitorias

Se dispone transitoriamente que: Los beneficiarios del Sistema Nacional Integrado de Salud no incluidos en el régimen de la presente ley seguirán abonando directamente a sus respectivos prestadores por los servicios de salud que reciban.

Hasta la instalación de la Junta Nacional de Salud, las funciones que se le atribuyen a la misma serán ejercidas por el Ministerio de Salud Pública y el Banco de Previsión Social, según corresponda.

El Poder Ejecutivo está facultado para dictar normas reglamentarias que hagan viable la transición de estas personas hacia el SNIS que regirá a partir del 1/1/2008.

 

Montevideo, diciembre de 2007.

 

BIBLIOGRAFÍA

1. Exposición de Motivos Sistema Nacional Integrado de Salud

2. www.msp.gub.uy

3. www.bps.gub.uy

NOTAS

[1] Artículo 337.- El Poder Ejecutivo fijará mensualmente el valor promedio de la cuota mutual de afiliación individual, la que servirá de base para la determinación del aporte patronal al seguro social de enfermedad, así como de la cuota mutual que el Banco de Previsión Social abonará a las Instituciones de Asistencia Médica Colectiva prestadoras de los servicios.

Esta última será fijada por el Poder Ejecutivo en un porcentaje del referido valor promedio ponderado por el número de afiliados, que se ubicará entre un 85% (ochenta y cinco por ciento), y un 90% (noventa por ciento), del mismo.

El valor promedio de la cuota mutual de afiliación individual se hará teniendo en cuenta las cuotas vigentes cuyo valor será comunicado por las diferentes entidades de Montevideo y del interior del país al Ministerio de Economía y Finanzas.

Dentro de los cinco primeros días hábiles de cada mes, el Poder Ejecutivo comunicará al Banco de Previsión Social el valor de la cuota mutual que éste abonará a las Instituciones de Asistencia Médica Colectiva por beneficiario del seguro social de enfermedad.

[1] Artículo 90. Exoneraciones.- Deróganse a partir de la vigencia de la presente ley todas las exoneraciones y reducciones de alícuotas de aportes patronales de contribuciones especiales de seguridad social al Banco de Previsión Social, con excepción de:

A)

Las que refieren a instituciones comprendidas en los artículos 5º y 69 de la Constitución de la República.

B)

Las establecidas a partir de tratados internacionales celebrados por la República, aprobados a través de normas legales.

C)

Las otorgadas a sociedades cooperativas y por las Sociedades de Fomento Rural de acuerdo a lo establecido por el Decreto-Ley Nº 14.330, de 19 de diciembre de 1974.

[1] Los trabajadores del Puerto de Montevideo

Obreros y empleados de la industria de la madera y afines

Obreros y empleados de la industria de la construcción y ramas anexas

Obreros y empleados de la industria del metal y ramas afines

Obreros, empleados y patronos del transporte automotor

Obreros y empleados de la industria textil

Trabajadores de la industria gráfica librería, papeleros y cartoneros, litógrafos, grabados etc.

Los tripulantes de buques mercantes y de pesca de empresas privadas

Trabajadores de la aguja

Trabajadores de la industria del vidrio

Trabajadores de la industria del cuero

Trabajadores gastronómicos y de la industria del dulce.

Artículos relacionados